Las continuas reformas laborales también han supuesto la modificación y actualización de prestaciones tanto a nivel contributivo como a nivel no contributivo, por lo que se hace necesario conocer en cada momento la normativa básica al respecto, para poder así analizar cuestiones como: ¿cuál es la situación protegida?, las características de los beneficiarios sujetos a la prestación, los requisitos específicos que puedan dar lugar al derecho de la prestación y la duración concreta de la misma.

  • De la Seguridad Social: Maternidad – Paternidad / Incapacidad permanente / Jubilaciones.

  • De SPEE: Desempleo / Subsidios.